Me llama un compañero de profesión de otra provincia y me dice “que le encanta ver nuestros vídeos, por que no son iguales”

 

“Iguales a qué” le respondo extrañado de lo que me está contando.

 

“Iguales entre ellos”, y a continuación me hace una disertación, muy elaborada, que se resumen en que según él, la mayor parte de los videógrafos hacen una y otra vez el mismo vídeo, pero con distintos personajes, algunas veces calcando plano a plano con sus anteriores producciones. Y que incluso había una rama de productoras que parecía que se copiaban unas a otras, o que habían ido a los mismos cursos, ya que hacían exactamente los mismos planos, mismos encuadres, misma iluminación, mismos momentos, mismas músicas, …

 

Mi respuesta: bueno, es entendible, es muy difícil ser innovador todos y cada uno de los días del año, fijaté en los cocineros de prestigio, hacen una receta, un plato, y lo repiten una y otra vez mientras les funciona, y algunos incluso no lo quitan nunca de la carta. ¿Porqué en vídeo no puede ser igual?

 

Su respuesta: La cultura audiovisual es cambiante a diario, y nuestros sentidos de la vista y el oído, principales implicados, captan las sutiles diferencias con gran facilidad. Y vuestros vídeos cambian continuamente, me dedico a ello y se lo difícil que es conseguir lo que vosotros hacéis. ¡Enhorabuena!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies