Es una Pizzería siciliana auténtica, con todos sus sabores, sus referentes, y con cariño en cada plato que cocinan. Los componentes de su equipo tienen inoculado un sentimiento de amor por sus clientes que nace de la dueña del establecimiento, una persona cargada de energía positiva que contagia a todo el que se ponga por delante, continuamente le fluyen ideas para mejorar y apreciar a su clientela, que repiten una y otra vez por un cúmulo de momentos y de sentimientos difíciles de ver en otros espacios y fácilmente reconocibles en las antiguas cocinas de nuestras más cariñosas abuelas. Es imprescindible hacerles una visita, pero aviso, una vez que picas, no te puedes resistir a volver.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies