Muchas son las parejas que se preguntan si hacer fotos y vídeo de los momentos previos a la celebración de la boda, en su casa o en el hotel, mientras se preparan.
En ocasiones, por ser reducidas las viviendas o por pensar que se va a estar nervioso, la idea es que el profesional de la imagen no vaya a retratar estos momentos previos.
La novia detrás de sus zapatos
Nosotros creemos que sí se debe documentar por varios motivos, que os contamos a continuación.
La familia más cercana es la que suele estar en los preparativos con el novio y la novia y, por este motivo, será bonito tenerles retratados como recuerdo para siempre. La emoción y la tensión están presentes en los familiares y eso crea un ambiente especial.
También será un buen recuerdo tener fotos y vídeo de los detalles de los trajes y complementos que los novios se pondrán y que será más fácil mostrarlos en esos momentos.
Las novias pueden realizar también un reportaje de boudoir. Se basa en mostrar la personalidad y el cuerpo de la mujer, seduciendo, de una manera elegante y sexy. El día de la boda, la novia ha preparado su piel y ha hecho diferentes tratamientos de belleza, por lo que aprovechar este día para mostrar la belleza del cuerpo, es perfecto. A través de lencería, encajes, o corpiños, la novia posa para las fotos y el vídeo.

Así que nuestro consejo es, que se aprovechen estos momentos tan entrañables para dejarlos plasmados para siempre.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies